Dólar, blanqueo y un nuevo instrumento con retornos de hasta 15% en dólares

El eslabón sorpresa del Gobierno para empujar el blanqueo se llama "Fondo Común Cerrado" y recién podría estar disponible a partir de octubre. Si bien su naturaleza financiera resultará familiar para cualquiera con algún conocimiento del mercado de capitales –el más conocido fue el de Boca Juniors lanzado allá por 1997 y cuyo activo eran los propios jugadores–, los planes que el ministro Prat- Gay tiene reservados para este instrumento no lo son tanto. Mientras en los fondos abiertos la cantidad de cuotapartes en circulación puede aumentar o disminuir a lo largo de la vida del fondo (dependiendo de la cantidad de cuotapartes que se emitan), los fondos cerrados se constituyen con una cantidad fija máxima que se emiten en la etapa de colocación y que luego no puede aumentarse o disminuirse. En estos últimos, el inversor también puede salir de la inversión, aunque solamente vendiendo sus cuotapartes a otro inversor en un mercado de valores, o esperando hasta la finalización del plan de inversión.

 

Con el blanqueo vigente, las alternativas que están disponibles en la actualidad no son todas las que se han pensado en el Palacio de Hacienda. El menú de bonos para cualquiera que pretenda ingresar sus recursos no declarados al país podría no ser suficientemente tentador y en el despacho de la calle Balcarce no sólo lo saben; también actúan en consecuencia. Por esa razón, el secretario de Finanzas Luis Caputo mantuvo numerosas reuniones en las últimas semanas con los principales actores del sector. Los u$s 50.000 millones que el Gobierno estima, en silencio, que podría arrojar toda la iniciativa necesita, en el caso de los fondos cerrados, de varios cambios que aún no han sido llevados a cabo.

Uno de ellos, que ahora prepara el oficialismo en el Congreso, es la modificación de la Ley de Mercado de Capitales.

El dato es que la ley que rige en la actualidad obliga a los Fondos Comunes de Inversión (FCI) cerrados a pagar una cantidad de impuestos que anularían los niveles de rentabilidad que lo harían atractivo. "Con la legislación actual estos fondos son ineficientes porque pagan IVA; ingresos brutos; débitos y créditos; ganancia mínima presunta e impuesto a las ganancias", señala Jackie Maubré, directora de Grupo Cohen, una de las firmas tradicionales en el desarrollo de fondos comunes de inversión. Por esa razón, la iniciativa del oficialismo en el parlamento contendrá un capítulo específico dedicado a los FCI cerrados con exenciones en materia impositiva. Si la modificación termina saliendo en el mes de septiembre, es probable que recién en octubre pueda optarse por esta nueva herramienta financiera.

Como se sabe, la Ley de Sinceramiento Fiscal exceptúa del pago del impuesto especial a quienes inviertan en los títulos públicos que emitirá el Estado a tres y a siete años de plazo y a los fondos comunes de inversión. En este caso, el objeto de los fondos deben ser la inversión en instrumentos destinados al financiamiento de proyectos de infraestructura, inversión productiva, inmobiliarios, energías renovables, pequeñas y medianas empresas, préstamos hipotecarios actualizados por Unidad de Vivienda (UVI), desarrollo de economías regionales "y demás objetos vinculados con la economía real".

¿Cuáles son los sectores con mayor potencial? Desde el Grupo Cohen señalan tres en especial: uno de ellos es energías renovables, donde el Gobierno nacional tiene un plan que se extiende hasta el 2025, en el que fija que para esa fecha que el 25% de la generación eléctrica debe provenir de este tipo de energías. El otro sector, es el ganadero, cuyo principal objetivo es recomponer el stock que se perdió en los últimos años en la Argentina.

Según trascendió, la tasa de retorno de estos fondos podría trepar en algunos casos al 15% en dólares, aunque el requisito para no pagar el "impuesto especial" del blanqueo es que el capital deberá permanecer estacionado por un plazo de, como mínimo, 5 años.
Según la ley, cada uno de estos fondos debe tener al menos tres proyectos en el que ninguno puede tener participación mayor del 50% sobre el total; un mínimo 10 inversores y el tamaño del fondo mínimo debe ser de u$s 10 millones. A la vez, la reglamentación fue muy cuidadosa en no permitir que en estos fondos se utilice el stock existente. Tienen que ser todos desarrollos de cero y por eso serán el conector natural entre el dinero y el desarrollo de la economía.
Otro de los sectores donde habrá más "jugadores", es el sector inmobiliario. Según señalan en Cohen, existe también la posibilidad de que estos fondos de inversión incluyan a inversores internacionales pero con la posibilidad de que el dinero que no esté asociado con el blanqueo, que tenga libre disponibilidad.

Con la industria a toda máquina, sociedades como Allaria Ledesma Fondos y CasasArg, con el asesoramiento en materia impositiva del Estudio Lisicki, Litvin & Asociados, ya promocionan un Fondo Común de Inversión Cerrado Inmobiliario para adherirse al blanqueo sin pagar la multa.
El fondo tiene como objeto desarrollar inmuebles residenciales en un amplio espectro geográfico. Hasta el momento, tienen nueve proyectos en evaluación en lugares como la Ciudad de Buenos Aires, diferentes localidades del Conurbano, Salta, Mendoza y en varias ciudades de la Provincia de Santa Fe.
 

Megainver, la empresa de fondos de Puente, también será de la partida. La firma, que ya cuenta con fondos de renta fija, variable y money market, también ofrece un fondo de financiamiento productivo que está vigente para cualquier inversor (con una rentabilidad del 2% mensual), pero trabaja en una nueva gama de fondos para apuntalar la oferta vinculada al blanqueo.

La firma Consultatio de Eduardo Costantini también trabaja para presentar su fondo inmobiliario, con el foco puesto en la construcción de oficinas premium en la ciudad de Buenos Aires y en el interior del país. Cristian López, CEO de Consultatio Asset Managment, cifra gran parte de la expectativa en la naturaleza del negocio, ya que calcula tasas de retorno de hasta 14% en dólares en desarrollos ligados al mercado de las oficinas, cuyo valor de referencia en el proyecto apenas supera los u$S 1500 por metro cuadrado.

Desde AdCap Argentina también se muestran preparados para el lanzamiento de sus productos. La compañía trabaja ahora en la creación de un fondo de este tipo apuntado al sector de real estate, apuntalado por la experiencia colombiana. Según Agustín Honing, titular de Adcap, el blanqueo también será una buena oportunidad para los desarrolladores con la finalidad de obtener fondeo a bajo costo en un escenario donde la economía necesita inversiones.

También habrá que sumar las iniciativas que preparen los grandes bancos con sus propios "sellos" como Santander Río, Galicia, Macro, Ciudad, BBVA Francés, Nación, Citi, Comafi, Provincia, entre otros.

De todas formas, y hasta que finalmente los fondos cerrados tengan su "letra chica" definitiva, la CNV habilitó la posibilidad de generar fondos "de parking o de estacionamiento", cuyo objeto es que le permita al inversor poder adherirse al blanqueo y tener el dinero invertido hasta que se generen estos fondos productivos.

La AFIP reafirmó la imposibilidad de compensar Bienes Personales

La AFIP reafirmó la imposibilidad de compensar Bienes Personales responsable sustituto con saldos a favor.

RESOLUCION GENERAL (AFIP) N° 3175 - BO 02/09/2011

Que es el impuesto llamado coti?

El COTI es el "código de oferta de transferencia de inmuebles", el cual debe ser obtenido por el titular o condómino de bienes inmuebles con carácter previo a la ocurrencia de la negociación, oferta o transferencia de un bien inmueble o de derechos sobre bienes inmuebles a construir. 

MONOTRIBUTISTAS Vence el plazo para mantener la tasa reducida del Impuesto al Cheque

Monotributistas: Vence el plazo para mantener la tasa reducida del Impuesto al Cheque

Monotributistas: Vence el plazo para mantener la tasa reducida del Impuesto al Cheque

 

El 20 de septiembre vence el plazo para que los Monotributistas y las entidades sin fines de lucro, puedan realizar el trámite para seguir pagando la tasa reducida del Impuesto al Cheque.

 La AFIP publicó en el Boletín Oficial la Resolución 3900 que establece un nuevo procedimiento para que los monotributistas, las fundaciones y otros contribuyentes paguen la tasa reducida del Impuesto sobre los débitos y créditos bancarios. También, la medida comprende a los que están exentos para que puedan mantener el beneficio.

La tasa general de retención que aplican los bancos, por los depósitos y los retiros, es del 0,6% sobre cada movimiento que se hace. La alícuota se reduce al 0,25% para los monotributistas y los que se encuentran exentos simultáneamente en el IVA y Ganancias (por ejemplo las fundaciones, cámaras y obras sociales). Hasta ahora estos contribuyentes, junto con los que están exentos, para conseguir la reducción o eliminación del impuesto debían presentar una nota en el banco, pero a partir de la nueva medida tendrán que hacer un trámite de inscripción en un registro que funcionará en la página Web de la AFIP.

Monotributistas: Vence el plazo para mantener la tasa reducida del Impuesto al Cheque

Monotributistas: Vence el plazo para mantener la tasa reducida del Impuesto al Cheque

 

El 20 de septiembre vence el plazo para que los Monotributistas y las entidades sin fines de lucro, puedan realizar el trámite para seguir pagando la tasa reducida del Impuesto al Cheque.

 La AFIP publicó en el Boletín Oficial la Resolución 3900 que establece un nuevo procedimiento para que los monotributistas, las fundaciones y otros contribuyentes paguen la tasa reducida del Impuesto sobre los débitos y créditos bancarios. También, la medida comprende a los que están exentos para que puedan mantener el beneficio.

La tasa general de retención que aplican los bancos, por los depósitos y los retiros, es del 0,6% sobre cada movimiento que se hace. La alícuota se reduce al 0,25% para los monotributistas y los que se encuentran exentos simultáneamente en el IVA y Ganancias (por ejemplo las fundaciones, cámaras y obras sociales). Hasta ahora estos contribuyentes, junto con los que están exentos, para conseguir la reducción o eliminación del impuesto debían presentar una nota en el banco, pero a partir de la nueva medida tendrán que hacer un trámite de inscripción en un registro que funcionará en la página Web de la AFIP.

El trámite para acceder y mantener el beneficio habrá que hacerlo hasta el 20 de septiembre de 2016. Asimismo, a partir de ahora el tratamiento diferencial no será permanente, antes era independiente de si el contribuyente cumplía o no con sus obligaciones tributarias. A partir de la reforma, para continuar con la reducción habrá que tener una conducta fiscal impecable.

A continuación te contamos cuáles son los requisitos y trámites que debes presentar para realizarlo:

Para tramitar la inscripción en el Registro Especial, habrá que tener el CUIT y el domicilio fiscal activos, constituir domicilio electrónico y haber dado los datos biométricos. Además, el contribuyente no deberá registrar incumplimientos en todas sus obligaciones impositivas.

El trámite de inscripción en el Registro hay que hacerlo, con la clave fiscal, desde la página Web de la AFIP, en el servicio denominado “Beneficios Fiscales en el Impuesto sobre los débitos y créditos”. Luego de completar el formulario, la AFIP hará controles y podrá solicitar que se presente alguna documentación adicional. Si la evaluación fue satisfactoria se publicará el resultado dentro de un servicio que funciona dentro de la misma página del organismo.

Pero la inscripción en el Registro no será permanente, ya que si el contribuyente en el futuro registra incumplimientos podrá ser dado de baja del mismo. Con la expulsión, los bancos comenzarán inmediatamente a aplicar la tasa general del 0,6%, en lugar de la reducida.Los consorcios de propietarios, por una cuestión semántica, según un dictamen de la AFIP tienen que pagar la tasa general porque no están exentos formalmente en el Impuesto a las Ganancias, a pesar que no desarrollan una actividad comercial. Para lograrlo deberían realizar la inscripción en la AFIP del Impuesto a las Ganancias y luego tramitar la exención. Este tema debería revisarse ya que ahora se introducen modificaciones en este impuesto.

Para finalizar, la ley Pymes sancionada recientemente pero aún no reglamentada, propone que las empresas que califiquen como PYMES puedan computar, del 50% al 100% de todo el Impuesto sobre los débitos y créditos retenido, como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias. Ahora, sólo se permite computar el 34% del impuesto descontado de las cuentas, limitado únicamente a las acreditaciones bancarias (depósitos).

Para obtener más información sobre esta resolución u otras medidas vinculadas con impuestos, no dude en contactarnos. 

 

JG Design